Entrada etiquetada ‘sexualidad’

Sexualidad y Navidad

¿Aumentan las relaciones sexuales en Navidad?

El mayor número de nacimientos se produce en el mes de Septiembre, nueve meses después de las fiestas navideñas, así que: Parece ser que si……

Hay varias teorías para responder a esta pregunta:
Una de las teorías iría dirigida al tiempo. Y no iría desencaminada. Si por algo se caracterizan los meses de Diciembre y Enero es por su frío en prácticamente todo el hemisferio norte.

Las temperaturas más bajas promueven un mayor acercamiento entre la pareja, buscando ese contacto físico que es más rechazado en épocas de más calor, como en verano, lo que podría ser una de las causas del aumento de las relaciones sexuales en estos meses.

Además del frío, algo también característico de estas fechas es el aumento de horas de noche. Y ya sabemos que la mayoría de las personas prefiere practicar el sexo por la noche en vez de por el día.

El frío y la noche provocan que la gente decida quedarse más en casa, buscando el calor del hogar, los tocamientos bajo la mantita en el sofá, y el famoso “edredoning”…. aumentando así el número de horas en que se está en compañía.

Obviamente influye algo más que factores meteorológicos en el aumento de las relaciones sexuales en Navidad.

La siguiente teoría es que esta época es el momento de máxima felicidad. Las navidades se asocian con la alegría, el cariño, la generosidad, el afecto… todas características muy positivas que hacen de estas fechas las más alegres.

Éste es otro motivo que promueve las relaciones sexuales. Estamos más abiertos al contacto con los demás, con el estado de ánimo por las nubes, suele haber vacaciones o por lo menos días libres por en medio,mas abrazos, más besos, viviendo momentos de euforia navideña que incitan a practicar más el sexo como consecuencia ( o así debería ser….)

Otra teoría además curiosa , es que el sexo se utiliza como válvula de escape para aliviar el estrés de las fiestas.
La Navidad es una de las fechas en las que aumenta el estrés: las comidas familiares en aumento, los gastos económicos que se generan, el mayor tiempo en familia (que puede provocar más conflictos entre los miembros) , la compra “exagerada” de regalos al igual que la presión por hacer buena cara delante “regalos no acertados”, los compromisos, las colas, los precios desorbitados,el no saber que comprar, el no encontrar….y el propio cansancio que todo ello genera.

Así que sino queremos estresarnos y disfrutar sexualmente en estas próximas navidades, aquí van un par de consejos:

– Busca situaciones divertidas y estimulantes para hacer de cada momento insignificante, una pequeña aventura apasionada con tu pareja.

– Son muchos los compromisos de comidas y cenas que surgen estos días….Si es casa de un familiar / amigo….podéis escaparos en mitad de la comida a algún rinconcito de la casa…¡morbo asegurado!y si te toca ser la anfitriona o el anfitrión, que esos ratos de cocina se conviertan en un gran momento sexual…

– Siguiendo en el momento gastronómico… os sugiero incluir alimentos afrodisíacos, pues ayudarán a despertar el deseo sexual.

– El vino tinto es la bebida que más ayuda a subir la temperatura y sensación de hacer el amor. El chocolate es otro aliado de la sexualidad y llegar con un chocolate de regalo puede abrir muchas puertas.

– El hecho de tener que hacer compras de regalos no tiene que ser una tarea aburrida. Y es que se puede convertir en la excusa perfecta para escaparse. Ya que hoy resulta fácil adquirir los regalos por Internet, aprovecha ese tiempo ganado para disponerlo en la intimidad.Y si vais a comprar ropa…..aprovechad los probadores!!!!!!
– Aprovecha los días libres y sal de la monotonía y propón algún juego sexual a tu pareja.
– No olvides de escribir tu “carta de Reyes” en la que propongas lencería sexy, o algún juguetito sexual….
-Nochevieja, última noche del año, diversión y… ¡seducción! ¿Qué mejor manera de pasar las últimas horas del año y las primeras del próximo practicando Buen sexo?

-Además también son buenas fechas para escaparse con alguien a algún rincón escondido y vivirlo con pasión.
En definitiva, aprovechemos que, entre constantes besos y abrazos, la Navidad es la época del año en la que más contacto físico existe entre las personas, lo que ayuda a disparar el deseo.
Así que, ya sabéis:
¡A disfrutar de las fiestas con mucho amor y sexo! (o simplemente con mucho sexo, eso si….Siempre Bajo las Sábanas!!!)

18

12 2015

La sexualidad en las distintas etapas de la vida

Las personas nacen como seres sexuales y sexuados y van aprendiendo a manifestar su sexualidad a lo largo de la vida y es así como entonces, la sexualidad, como función biológica, psicológica y social , acompaña las diferentes etapas del crecimiento físico y mental de los seres humanos.
Pero, ¿Qué pasa con esa sexualidad en las distintas etapas de la vida?
Normalmente se hace una clasificación de la sexualidad en 4 fases:
Sexualidad en la infancia / niñez, en la Adolescencia, en la vida Adulta y en la vejez.
Yo he querido incluir 3 fases más donde la sexualidad sufre cambios (buenos y malos) pero sufre cambios y hay que mencionarlas: sexualidad en la Juventud, sexualidad en la maternidad-paternidad y embarazo y sexualidad en el climaterio- andropausia.
Empezamos:
SEXUALIDAD EN LA INFANCIA/NIÑEZ
En esta etapa puede observarse cómo el niño explora su cuerpo y descubre su anatomía, acompañada por las sensaciones que su exploración le despierta. No debe exagerarse la atención sobre el niño en esta etapa, sino considerarlo parte normal de su evolución.Tampoco hay que preocuparse.Es una etapa donde todo es muy natural. En estos primeros años y de acuerdo a los mensajes que recibe de su entorno, se van moldeando las características emocionales de su género, así como los rasgos de su futura personalidad.

SEXUALIDAD EN LA PUBERTAD Y ADOLESCENCIA
En esta etapa es cuando la sexualidad comienza a integrarse con sus diferentes componentes, bio-psico-sociales. Será muy importante pues el entorno, los mensajes que reciben, las personas con las que están, los vínculos que establecen, las experiencias que viven…..todo eso va hacer que la sexualidad se conforme saludablemente o no.
Naturalmente también hay que tener en cuenta que es una etapa influenciada por sus propias hormonas con todos los cambios fisicos y psicológicos que ellas conllevan.
Los ejemplos de la familia, especialmente de sus padres y toda la información que reciben a través de los diferentes medios, las lecturas, la televisión,internet, redes sociales,…. lo que se observa en la calle y en los lugares que suelen ir…Todo ello se constituye como estímulos que pueden influir sobre el chico o la chica de un modo positivo o negativo, afectando su sexualidad de una ú otra forma.

SEXUALIDAD EN LA JUVENTUD
La juventud suele ser un período de estabilidad y disfrute. Siempre y cuando claro está, las otras etapas hayan pasado sin ningún conflicto.
Es una etapa en la cual se aprende a tener una sexualidad más rica y variada (parece que hablamos de dietas….)pero también es la etapa donde pueden aparecer las primeras disfunciones sexuales y diferentes problemas en el tema de todo lo relacionado con la pareja (buscarla, encontrarla,mantenerla,……)

SEXUALIDAD EN LA MATERNIDAD, PATERNIDAD Y EMBARAZO
Hay algunas situaciones que se ven en consulta:
Con frecuencia, la pareja que busca un embarazo, o el miembro de la pareja que está más ansioso e inseguro, deja de disfrutar de la sexualidad para centrarse en la genitalidad, y casi exclusivamente se busca el quedarse “embarazada”, y esto deteriora el vínculo de la pareja.
Otro aspecto es la pareja de padres que se centra en dicho rol y no encuentra un tiempo y/o un lugar propios para volver a ser simplemente una pareja.Siempre se deja para último momento los encuentros ( que luego no llegan…) o la falta de calidad y frecuencia de los mismos, también atenta contra la buena calidad del vínculo, que comienza a generar enfados y quejas.
Cuando el embarazo es normal, en el primer trimestre disminuyen los encuentros sexuales, en el segundo aumentan y en el tercero se mantienen. También durante esta etapa de la vida es importante que la pareja reciba orientación profesional para alejar fantasías o falsos mitos que puedan interferir con su vida sexual y, en el caso de un embarazo con alguna complicación, puedan aprender que es lo que si pueden o lo que no deben hacer durante ese periodo sin que afecte a la calidad del embarazo ni a su vida sexual o de pareja.

SEXUALIDAD EN AL VIDA ADULTA
Es una etapa de la vida donde ya entiendes perfectamente tu propia sexualidad y es la etapa donde puedes aprender cosas que no sabes, mejorar las que ya haces y rechazar perfectamente las que no te gustan.
Es una etapa donde puedes disfrutar de una sexualidad saludable : ya eres una persona adulta (con todo lo que eso conlleva), si tienes pareja ya has podido alcanzar un buen nivel de comprensión de la vida, encuentras soluciones a los problemas, tienes expectativas y sabes como llevarlas a cabo, sabes lo que quieres y lo que no, ya has puesto limites….
Además en la vida adulta, especialmente cuando los hijos ya son grandes o se han ido de casa, es un momento de redescubrimiento de la pareja que, con la experiencia y el mayor tiempo disponible pueden acceder a una verdadera segunda “luna de miel”, muchas veces, mejor que la primera.

SEXUALIDAD EN EL CLIMATERIO/ANDROPAUSIA
Por lo general, en esta etapa existe una progresiva disminución del deseo y del nivel de excitación sexual, debido a los cambios hormonales, aunque esta situación puede verse influenciada en más o en menos por la calidad del vínculo que se sostiene y por los factores psicológicos. Los problemas de salud y los medicamentos que se consuman también influyen en la respuesta sexual.
La respuesta sexual es necesario entenderla como un conjunto de acciones fisiológicas que abarcan aspectos hormonales, neurológicos y vasculares, entre los componentes biológicos y psicológicos de una persona. Están determinadas por la educación recibida, las costumbres de su entorno y las creencias de una persona.

SEXUALIDAD EN LA MADUREZ Y ANCIANIDAD
Debido a los problemas de salud que pueden afectar tanto al hombre como a la mujer (hipertensión arterial, diabetes, obesidad, enfermedades sistémicas, etc.) y a los efectos colaterales de los medicamentos que se consumen, la sexualidad puede resentirse y aparecer disfunciones sexuales, como la disfunción eréctil y del deseo en el hombre y la disfunción del orgasmo y del deseo en la mujer, entre otras.
Sin embargo, hoy día hay que hablar de hombres y mujeres que llegan a mantener una vida sexual aceptablemente satisfactoria hasta edades avanzadas.
Hay cambios corporales, físicos, psicológicos y sobretodo cambios en tu día a día (como la jubilación, por ejemplo) pero no tiene porque pararse tu vida sexual.
Es otra etapa más como las anteriores, y mientras haya adapatción a los cambios que se producen , habrá tambien adapatción en tu vida sexual a la par.

Dicho todo esto, sólo me quedaría decir una cosa:

Cada vez que una persona sienta que su sexualidad, en lugar de resultarle una experiencia placentera y enriquecedora, se transforma en una situación conflictiva, que le produce confusión, angustia, ansiedad, temor e inclusive dolor físico o aversión, es momento de pararse y pedir ayuda, sea cual sea su edad y su etapa vital, ya sea que se encuentre sola o en pareja.

Como siempre desearos mucha Salud y mucho Sexo….eso si, ¡¡¡¡Bajo las sábanas!!!!

01

10 2015

Propósitos de Septiembre: entre ellos…conseguir una buena vida sexual

Tanto en Diciembre como es Septiembre son meses propicios para hacernos propósitos.

Este mes empezaré el gimnasio, haré dieta, me levantaré antes, me haré un cambio de look,……y un largo etcétera en el que sobretodo Septiembre es un mes de vuelta: vuelta de las vacaciones, vuelta al cole, vuelta a la realidad y sobretodo vuelta a la rutina.

Y de rutina precisamente es de lo que quiero hablar hoy, pero de rutina sexual.

Tanto este mes, (como cualquier otro) puede ser un buen mes para empezar a hacer cambios y por supuesto plantearnos tener una vida sexual saludable.

En la vida diaria hay muchos factores que intervienen y pueden afectar a la salud de nuestra vida sexual: el cansancio, las responsabilidades, preocupaciones, la falta de tiempo… Además de que, ciertamente, en una relación cuando se asienta y sentimos que es segura, parece que nos relajamos y ya no le dedicamos tantos mimos y cuidados, lo que también afectará al grado de intimidad y deseo. Por tanto, estará en nuestra mano conseguir unas relaciones sexuales más satisfactorias y plenas si mantenemos un papel activo y controlamos las variables que están influyendo.

¿Cómo conseguir una vida sexual saludable y de calidad?

Estas son algunas de las pautas para mantener unas relaciones íntimas saludables:

 

—Será muy importante que cada uno se sienta cómodo con su cuerpo y con su propia sexualidad pues, de lo contrario, no disfrutará plenamente del contacto físico con la pareja y será difícil dejarse llevar. Conócete a ti mismo y tu cuerpo, quién eres y qué es lo que quieres. Descubre tus deseos, tus creencias, tus valores, tus puntos fuertes, tus límites, si tienes algún tabú o alguna manía…

—Además de mantener una buena imagen de sí mismos, ambos deben haber explorado previamente lo que les genera placer, y lo que no, y sus preferencias. Trata de entender el comportamiento de la otra persona así como es esa persona, no como eres tú, porque tendréis perspectivas diferentes sobre las cosas, igual son compatibles o complementarias.

—Lucha contra las presiones externas e internas ( la culpa,las exigencias, el que dirán,  el “tengo que”, etc.) porque el estrés, la ansiedad y el miedo son piedras en tu mochila que interfiere con una vida sexual saludable. Conoce tus propios limites para decir “no”, “no ahora”, “no de momento” o “no me apetece” .

—Cambiar  el “”ahora no tengo tiempo”, “con la que tengo encima…”, por “voy a ver como me organizo para poderlo hacer” o “Voy a dejar de hacer esto, por hacer esto otro…(que me gustará más)”. Prioriza porque si tú estás bien podrás desempeñar mejor tus obligaciones y el día a día.

—Ten confianza en ti mismo y en tu capacidad para gustar. Hay gustos para todos pero para gustar, primero tiene que gustarse uno mismo.

—Comunicarse de forma clara será fundamental para llegar a un buen entendimiento en el terreno sexual. El objetivo será establecer un diálogo abierto en el que cada uno diga lo que le gusta y lo que no, y que se sienta libre para ser uno mismo evitando así malos entendidos y frustraciones. Y establecer así unas bases claras y compartidas. Es muy útil también en el ámbito sexual establecer códigos y señales para darse a entender, pero claro primero tenemos que hablar para establecer estas señales (que luego nos serán muy prácticas….).

— Comunicación también sin palabras: potenciar la complicidad, los gestos, las caricias, las miradas… Y los besos, como ingrediente fundamental para una buena salud sexual…tiernos, cortos, largos, robados, de buenas noches, de buenos días, en lugares inesperados.

—La pareja no es adivina, es bueno expresar lo que queremos, como y cuando lo queremos y además esto facilita mucho las cosas.

—Las sorpresas y la imaginación no deben faltar, así como el cuidado de los pequeños detalles. Las fantasías y los juegos sexuales ayudarán a dejar a un lado la monotonía.

—Tomar la iniciativa cuando nos apetezca. Es muy agradable sentirse deseado, lo que motiva un mayor acercamiento. Muchas veces se habla de personas activas o pasivas. No tiene porque ser así, pero esta claro a que al activo a veces le gustará que le busquen igual que al pasivo le será muy bueno que lleve la iniciativa de vez en cuando…. Así que no hay que acomodarse o mecanizar la situación.

—Disponer de momentos y espacios de intimidad sin interferencias en los que dedicar tiempo para deleitarse con la pareja sin prisas propiciará unos encuentros más relajados que facilitarán un clima ideal.

—Es esencial una actitud activa y no dejar en manos de la suerte o del destino, que surjan los encuentros, puesto que muchas veces nos perdemos en las obligaciones diarias y no encontramos el momento oportuno. Buscar y planificar encuentros íntimos con la pareja nos ayudará a que esos momentos sean más especiales. Hay veces que puedes pensar que la planificación en este aspecto hace que rompas espontaneidad o naturalidad, pero no siempre es así.De hecho a veces planificar las relaciones sexuales puede ser totalmente positivo porque puedes incluso con antelación ya hacerte a la idea y empezar a calentar motores….

—Y una cosa muy importante: el contacto físico diario facilita que la pareja se sienta más cercana y con más receptividad a mantener contacto sexual. Los besos, abrazos, caricias, cachetes, palabras dulces,… serán ingredientes esenciales para fomentar el sentimiento de intimidad.No podemos pretender no hablarnos en todo el día o no mirarnos en todo el día y que después haya relaciones sexuales o que las haya y que sean 100% satisfactorias.

—Debe evitarse solucionar los problemas que surjan en la pareja a través del sexo, pues solo sería un parche. Escondería el verdadero origen del conflicto,  y no se solucionaría, de la misma forma que también debería evitarse el castigar con las relaciones sexuales.

—No imponer nada al otro, no coaccionar,pedir y dar primero aquello que queremos recibir y sobretodo respetar que la otra persona tenga gustos y hasta un ritmo diferente. De aquí que:

—Partir de unas expectativas y de un nivel de exigencia realista evitará frustraciones. El sexo en una pareja pasa por diferentes etapas y no tendrá siempre la misma intensidad. Podrá verse afectado por diferentes circunstancias como nacimiento de los hijos, enfermedades, etapas de estrés, problemas cotidianos… Así que la flexibilidad, la buena comunicación y la adaptación serán nuestros aliados.

— No hagas nada para satisfacer a la pareja si con ello sientes que te quedas vacío o  lo pasas mal.

—Compartir y hablar  con otras personas nuestras dudas, inquietudes, creencias sobre sexualidad…, nos daremos cuenta que no es un tema tabú y que otras personas piensan como nosotros. Es recomendable resolver dudas, y sobretodo resolver problemas si los hay porque si no se hace, el problema crece y se complica. Muchas veces simplemente por hablar y compartir se resuelven dudas, creencias, inquietudes que uno tiene.

 

Estamos en Septiembre….así que espero que con este fresquito que empieza a hacer aprovechemos para meternos “debajo de las sábanas” y pongamos en marcha estas pautas

 

Y ya sabéis, !Salud y sexo¡

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10

09 2015

¿Cuanto debe durar una buena sesión de sexo? …

La vida sexual de las personas está muy influenciada todavía por tópicos o tabús: tamaño del miembro masculino, lo correcto e incorrecto y por supuesto “cuanto durar en la cama”.

Muchas personas creen que no hacen el amor lo suficiente, en cambio otras creen que lo hacen en exceso pero, todas se preguntan:

¿Cuanto es lo normal?….esta es ¡la pregunta del millón!

Y es muy difícil responder a esta pregunta, más que nada por lo difícil de averiguar cual es la frecuencia saludable porque eso varía enormemente en cada persona.

Según los últimos estudios (dos en el 2005 y uno en el 2008….!ha llovido ya¡), estos son los resultados:

En 2008 el Centro de Investigaciones sociológicas sobre el asunto: 77,7 % de los hombres y el 65,3% de las mujeres aseguran mantener relaciones sexuales al menos una vez cada 7 días, el 25% de los encuestados asegura mantener relaciones 3-4 días a la semana y 3,7% presume de hacerlo a diario, aunque todo y que hay que decir que en este tipo de estudios hechos por encuestas, la gente suele mentir y, claro ¡la frecuencia siempre es mucho menor!

En Julio de 2005 en un estudio que comprendió a 500 parejas de Holanda, el Reino Unido, España, Turquía y Estados Unidos, encontró que la duración promedio del acto sexual era de 5,4 minutos.

El promedio de duración en minutos según país de origen era:

Nigerianos: 24,0 minutos

Sudamericanos: 23,5 minutos

Resto del mundo: 19,2 minutos

Mexicanos: 18,0 minutos

Españoles : 15,2 minutos

Norteamericanos: 7,3 minutos

Ese mismo año, 2005 Irwin Goldstein, doctor y editor de la revista Journal of Sexual Medicine, informó de un estudio de 4 semanas entre 1500 parejas que estableció que el tiempo medio del coito fue de 7,3 minutos. (Las mujeres los midieron con cronómetros).

La investigación se publicó en 2013 y mostró que un acto sexual “adecuado” dura de 3 a 7 minutos, uno “deseable” de 7 a 13 minutos, uno “demasiado corto” de 1 a 2 minutos y uno “demasiado largo” de 10 a 30 minutos.

Hay que decir que estos tiempos se median desde la penetración hasta la eyaculación sin considerar los preliminares o el juego previo.

Así pues,contrario a la creencia popular que muchas horas de sexo desenfrenado y loco para quedar satisfechos, la realidad es que con unos minutos bien aprovechados es más que suficiente.

La investigación además también desveló que hombres y mujeres que respondieron, creían que el acto sexual bueno debería durar 30 minutos  o más, lo cual nos deja ver como casi todo el mundo le afecta por igual la percepción que tenemos de la sexualidad, la información de los estereotipos que nos marcan en el sexo los medios de comunicación y la cultura: penes grandes, relaciones sexuales salvajes, encuentros íntimos de horas y más horas, orgasmos simultáneos, promedios sexuales semanales para ser normales…..

Una de las finalidades del estudio fue la intención de disipar tabús erróneos para acercar a hombres y mujeres con datos reales sobre relaciones sexuales aceptables y de este modo prevenir decepciones, frustraciones, problemas de pareja y sobretodo disfunciones sexuales.

Lo cierto es que cada persona es un mundo y cada persona tiene sus gustos, tiempos, opciones y elecciones. Ya se dice….para gustos, colores, ¿no?.

Con lo cual,lo normal no existe y en el caso del tema de hoy, ¡lo importante es lo que tu consideres suficiente!

Lo cierto es que cada persona tiene una forma particular de vivir su sexualidad: mientras algunos les gusta experimentar e innovar,otros optan por lo clásico, otros por los “rapidines” mientras que otros les gusta disfrutar lentamente y sin prisas…

Esto no tiene porque ser un problema a no ser que cause problemas en la relación (si estas en una)o tenga consecuencias en tu vida.En este aspecto el exceso o la falta de sexo sólo es un problema real a nivel psicológico cuando provoca o entorpece nuestra relación de pareja o desencadena otras trabas como estrés, ansiedad o falta de autoestima.

Y ya sabes, que si es así,lo mejor es que pidas ayuda para que no se complique más y tenga unas consecuencias peores.Y cuando digo pedir ayuda, el primer paso sería compartirlo con tu pareja, hablarlo con él /ella e intentar solucionarlo y sino es suficiente , pedir ayuda a un profesional.

Y aquí también quiero dar un consejo:

A veces para solucionar la falta de sexo o alargar el tiempo de la relación sexual o mejorarla…SOLO HACE FALTA querer tener más sexo y dejar de poner excusas.

Hoy en día, por nuestro ritmo de vida (trabajo, deporte,casa,hijos,familia,compromisos….)damos prioridad a unas cosas y dejamos otras y además pensamos que las relaciones sexuales no pueden planificarse…y ¡¡¡¡No es así!!!!

Así que saquemos agendas y merece la pena que hagamos un hueco y (prioricemos de una vez) en nuestra “abarrotada agenda”.

Recuerda que cuanto más lo hagas, más veces vas a querer así que encima, de lado o al revés o ….Bajo las sábanas.

 

Salud y sexo

21

05 2015

¿Hablamos de Sexo?A que edad hay que empezar….

¿Cuando debemos empezar a hablar con mis hijos de la sexualidad?, ¿existe algún truco para hablar de sexualidad con los niños?, ¿tengo que hablar de la misma forma a niños que a niñas?, si hablo de sexo….¿les incitaré?

Hoy en día sigue habiendo mil dudas acerca del sexo y de la sexualidad.¡Nunca me canso de decir que hay mucha INFORMACIÓN y muy poca FORMACIÓN!

Y la educación sexual …¿a quien compete?

Colegio,familia, amigos,medios de comunicación,redes sociales…….

La Educación sexual es un proceso que !!!!!dura toda la vida¡¡¡¡¡¡¡ por eso tendría que empezar en nuestras casa y seguir por allá por donde pasamos.La educación sexual  debe ser parte del proceso familiar, educativo y social de preparación para la vida.

Hoy en día sabemos que en los colegios,institutos e universidades no hay asignaturas de educación sexual pero si vemos cada día en carteles, anuncios, televisión, redes sociales y por todo lo que nos rodea que hay información y mensajes sexuales, así que: Leer el resto de esta entrada →

15

12 2014

¿Fantasear o no fantasear?… he aquí una “buena” cuestión

¿Es bueno tener fantasías?,  ¿quién las tiene? ¿a qué edad es lo normal?,  ¿le voy a ser infiel a mi pareja con esta fantasía?,  ¿hay que llevarlas a cabo?…¡¡¡ Cuántas y cuántas preguntas se hace la gente con este tema que es tan sencillo!!!

Tienes fantasías… Bienvenidas y a disfrutarlas solos o con parejas , da igual.

No las tienes… no pasa nada, no eres un bicho raro, simplemente prefieres pensar en otras cosas.

Las fantasías sexuales no son más que una representación en la imaginación de cada uno de los deseos conscientes o inconscientes que tenemos, y estas imágenes, ideas o sentimientos que produce nuestra cabecita generan en nosotros una emoción y una  excitación, que además es súper positiva porque … ¿Sabíais que las fantasías sexuales  alimentan el deseo, intensifican el placer,  participan en nuestro equilibrio físico y además, son el motor de una sexualidad mas abierta y desarrollada?. Leer el resto de esta entrada →

25

11 2014