Entrada etiquetada ‘maternidad’

La sexualidad en las distintas etapas de la vida

Las personas nacen como seres sexuales y sexuados y van aprendiendo a manifestar su sexualidad a lo largo de la vida y es así como entonces, la sexualidad, como función biológica, psicológica y social , acompaña las diferentes etapas del crecimiento físico y mental de los seres humanos.
Pero, ¿Qué pasa con esa sexualidad en las distintas etapas de la vida?
Normalmente se hace una clasificación de la sexualidad en 4 fases:
Sexualidad en la infancia / niñez, en la Adolescencia, en la vida Adulta y en la vejez.
Yo he querido incluir 3 fases más donde la sexualidad sufre cambios (buenos y malos) pero sufre cambios y hay que mencionarlas: sexualidad en la Juventud, sexualidad en la maternidad-paternidad y embarazo y sexualidad en el climaterio- andropausia.
Empezamos:
SEXUALIDAD EN LA INFANCIA/NIÑEZ
En esta etapa puede observarse cómo el niño explora su cuerpo y descubre su anatomía, acompañada por las sensaciones que su exploración le despierta. No debe exagerarse la atención sobre el niño en esta etapa, sino considerarlo parte normal de su evolución.Tampoco hay que preocuparse.Es una etapa donde todo es muy natural. En estos primeros años y de acuerdo a los mensajes que recibe de su entorno, se van moldeando las características emocionales de su género, así como los rasgos de su futura personalidad.

SEXUALIDAD EN LA PUBERTAD Y ADOLESCENCIA
En esta etapa es cuando la sexualidad comienza a integrarse con sus diferentes componentes, bio-psico-sociales. Será muy importante pues el entorno, los mensajes que reciben, las personas con las que están, los vínculos que establecen, las experiencias que viven…..todo eso va hacer que la sexualidad se conforme saludablemente o no.
Naturalmente también hay que tener en cuenta que es una etapa influenciada por sus propias hormonas con todos los cambios fisicos y psicológicos que ellas conllevan.
Los ejemplos de la familia, especialmente de sus padres y toda la información que reciben a través de los diferentes medios, las lecturas, la televisión,internet, redes sociales,…. lo que se observa en la calle y en los lugares que suelen ir…Todo ello se constituye como estímulos que pueden influir sobre el chico o la chica de un modo positivo o negativo, afectando su sexualidad de una ú otra forma.

SEXUALIDAD EN LA JUVENTUD
La juventud suele ser un período de estabilidad y disfrute. Siempre y cuando claro está, las otras etapas hayan pasado sin ningún conflicto.
Es una etapa en la cual se aprende a tener una sexualidad más rica y variada (parece que hablamos de dietas….)pero también es la etapa donde pueden aparecer las primeras disfunciones sexuales y diferentes problemas en el tema de todo lo relacionado con la pareja (buscarla, encontrarla,mantenerla,……)

SEXUALIDAD EN LA MATERNIDAD, PATERNIDAD Y EMBARAZO
Hay algunas situaciones que se ven en consulta:
Con frecuencia, la pareja que busca un embarazo, o el miembro de la pareja que está más ansioso e inseguro, deja de disfrutar de la sexualidad para centrarse en la genitalidad, y casi exclusivamente se busca el quedarse “embarazada”, y esto deteriora el vínculo de la pareja.
Otro aspecto es la pareja de padres que se centra en dicho rol y no encuentra un tiempo y/o un lugar propios para volver a ser simplemente una pareja.Siempre se deja para último momento los encuentros ( que luego no llegan…) o la falta de calidad y frecuencia de los mismos, también atenta contra la buena calidad del vínculo, que comienza a generar enfados y quejas.
Cuando el embarazo es normal, en el primer trimestre disminuyen los encuentros sexuales, en el segundo aumentan y en el tercero se mantienen. También durante esta etapa de la vida es importante que la pareja reciba orientación profesional para alejar fantasías o falsos mitos que puedan interferir con su vida sexual y, en el caso de un embarazo con alguna complicación, puedan aprender que es lo que si pueden o lo que no deben hacer durante ese periodo sin que afecte a la calidad del embarazo ni a su vida sexual o de pareja.

SEXUALIDAD EN AL VIDA ADULTA
Es una etapa de la vida donde ya entiendes perfectamente tu propia sexualidad y es la etapa donde puedes aprender cosas que no sabes, mejorar las que ya haces y rechazar perfectamente las que no te gustan.
Es una etapa donde puedes disfrutar de una sexualidad saludable : ya eres una persona adulta (con todo lo que eso conlleva), si tienes pareja ya has podido alcanzar un buen nivel de comprensión de la vida, encuentras soluciones a los problemas, tienes expectativas y sabes como llevarlas a cabo, sabes lo que quieres y lo que no, ya has puesto limites….
Además en la vida adulta, especialmente cuando los hijos ya son grandes o se han ido de casa, es un momento de redescubrimiento de la pareja que, con la experiencia y el mayor tiempo disponible pueden acceder a una verdadera segunda “luna de miel”, muchas veces, mejor que la primera.

SEXUALIDAD EN EL CLIMATERIO/ANDROPAUSIA
Por lo general, en esta etapa existe una progresiva disminución del deseo y del nivel de excitación sexual, debido a los cambios hormonales, aunque esta situación puede verse influenciada en más o en menos por la calidad del vínculo que se sostiene y por los factores psicológicos. Los problemas de salud y los medicamentos que se consuman también influyen en la respuesta sexual.
La respuesta sexual es necesario entenderla como un conjunto de acciones fisiológicas que abarcan aspectos hormonales, neurológicos y vasculares, entre los componentes biológicos y psicológicos de una persona. Están determinadas por la educación recibida, las costumbres de su entorno y las creencias de una persona.

SEXUALIDAD EN LA MADUREZ Y ANCIANIDAD
Debido a los problemas de salud que pueden afectar tanto al hombre como a la mujer (hipertensión arterial, diabetes, obesidad, enfermedades sistémicas, etc.) y a los efectos colaterales de los medicamentos que se consumen, la sexualidad puede resentirse y aparecer disfunciones sexuales, como la disfunción eréctil y del deseo en el hombre y la disfunción del orgasmo y del deseo en la mujer, entre otras.
Sin embargo, hoy día hay que hablar de hombres y mujeres que llegan a mantener una vida sexual aceptablemente satisfactoria hasta edades avanzadas.
Hay cambios corporales, físicos, psicológicos y sobretodo cambios en tu día a día (como la jubilación, por ejemplo) pero no tiene porque pararse tu vida sexual.
Es otra etapa más como las anteriores, y mientras haya adapatción a los cambios que se producen , habrá tambien adapatción en tu vida sexual a la par.

Dicho todo esto, sólo me quedaría decir una cosa:

Cada vez que una persona sienta que su sexualidad, en lugar de resultarle una experiencia placentera y enriquecedora, se transforma en una situación conflictiva, que le produce confusión, angustia, ansiedad, temor e inclusive dolor físico o aversión, es momento de pararse y pedir ayuda, sea cual sea su edad y su etapa vital, ya sea que se encuentre sola o en pareja.

Como siempre desearos mucha Salud y mucho Sexo….eso si, ¡¡¡¡Bajo las sábanas!!!!

01

10 2015