Entrada etiquetada ‘deseos’

Propósitos de Septiembre: entre ellos…conseguir una buena vida sexual

Tanto en Diciembre como es Septiembre son meses propicios para hacernos propósitos.

Este mes empezaré el gimnasio, haré dieta, me levantaré antes, me haré un cambio de look,……y un largo etcétera en el que sobretodo Septiembre es un mes de vuelta: vuelta de las vacaciones, vuelta al cole, vuelta a la realidad y sobretodo vuelta a la rutina.

Y de rutina precisamente es de lo que quiero hablar hoy, pero de rutina sexual.

Tanto este mes, (como cualquier otro) puede ser un buen mes para empezar a hacer cambios y por supuesto plantearnos tener una vida sexual saludable.

En la vida diaria hay muchos factores que intervienen y pueden afectar a la salud de nuestra vida sexual: el cansancio, las responsabilidades, preocupaciones, la falta de tiempo… Además de que, ciertamente, en una relación cuando se asienta y sentimos que es segura, parece que nos relajamos y ya no le dedicamos tantos mimos y cuidados, lo que también afectará al grado de intimidad y deseo. Por tanto, estará en nuestra mano conseguir unas relaciones sexuales más satisfactorias y plenas si mantenemos un papel activo y controlamos las variables que están influyendo.

¿Cómo conseguir una vida sexual saludable y de calidad?

Estas son algunas de las pautas para mantener unas relaciones íntimas saludables:

 

—Será muy importante que cada uno se sienta cómodo con su cuerpo y con su propia sexualidad pues, de lo contrario, no disfrutará plenamente del contacto físico con la pareja y será difícil dejarse llevar. Conócete a ti mismo y tu cuerpo, quién eres y qué es lo que quieres. Descubre tus deseos, tus creencias, tus valores, tus puntos fuertes, tus límites, si tienes algún tabú o alguna manía…

—Además de mantener una buena imagen de sí mismos, ambos deben haber explorado previamente lo que les genera placer, y lo que no, y sus preferencias. Trata de entender el comportamiento de la otra persona así como es esa persona, no como eres tú, porque tendréis perspectivas diferentes sobre las cosas, igual son compatibles o complementarias.

—Lucha contra las presiones externas e internas ( la culpa,las exigencias, el que dirán,  el “tengo que”, etc.) porque el estrés, la ansiedad y el miedo son piedras en tu mochila que interfiere con una vida sexual saludable. Conoce tus propios limites para decir “no”, “no ahora”, “no de momento” o “no me apetece” .

—Cambiar  el “”ahora no tengo tiempo”, “con la que tengo encima…”, por “voy a ver como me organizo para poderlo hacer” o “Voy a dejar de hacer esto, por hacer esto otro…(que me gustará más)”. Prioriza porque si tú estás bien podrás desempeñar mejor tus obligaciones y el día a día.

—Ten confianza en ti mismo y en tu capacidad para gustar. Hay gustos para todos pero para gustar, primero tiene que gustarse uno mismo.

—Comunicarse de forma clara será fundamental para llegar a un buen entendimiento en el terreno sexual. El objetivo será establecer un diálogo abierto en el que cada uno diga lo que le gusta y lo que no, y que se sienta libre para ser uno mismo evitando así malos entendidos y frustraciones. Y establecer así unas bases claras y compartidas. Es muy útil también en el ámbito sexual establecer códigos y señales para darse a entender, pero claro primero tenemos que hablar para establecer estas señales (que luego nos serán muy prácticas….).

— Comunicación también sin palabras: potenciar la complicidad, los gestos, las caricias, las miradas… Y los besos, como ingrediente fundamental para una buena salud sexual…tiernos, cortos, largos, robados, de buenas noches, de buenos días, en lugares inesperados.

—La pareja no es adivina, es bueno expresar lo que queremos, como y cuando lo queremos y además esto facilita mucho las cosas.

—Las sorpresas y la imaginación no deben faltar, así como el cuidado de los pequeños detalles. Las fantasías y los juegos sexuales ayudarán a dejar a un lado la monotonía.

—Tomar la iniciativa cuando nos apetezca. Es muy agradable sentirse deseado, lo que motiva un mayor acercamiento. Muchas veces se habla de personas activas o pasivas. No tiene porque ser así, pero esta claro a que al activo a veces le gustará que le busquen igual que al pasivo le será muy bueno que lleve la iniciativa de vez en cuando…. Así que no hay que acomodarse o mecanizar la situación.

—Disponer de momentos y espacios de intimidad sin interferencias en los que dedicar tiempo para deleitarse con la pareja sin prisas propiciará unos encuentros más relajados que facilitarán un clima ideal.

—Es esencial una actitud activa y no dejar en manos de la suerte o del destino, que surjan los encuentros, puesto que muchas veces nos perdemos en las obligaciones diarias y no encontramos el momento oportuno. Buscar y planificar encuentros íntimos con la pareja nos ayudará a que esos momentos sean más especiales. Hay veces que puedes pensar que la planificación en este aspecto hace que rompas espontaneidad o naturalidad, pero no siempre es así.De hecho a veces planificar las relaciones sexuales puede ser totalmente positivo porque puedes incluso con antelación ya hacerte a la idea y empezar a calentar motores….

—Y una cosa muy importante: el contacto físico diario facilita que la pareja se sienta más cercana y con más receptividad a mantener contacto sexual. Los besos, abrazos, caricias, cachetes, palabras dulces,… serán ingredientes esenciales para fomentar el sentimiento de intimidad.No podemos pretender no hablarnos en todo el día o no mirarnos en todo el día y que después haya relaciones sexuales o que las haya y que sean 100% satisfactorias.

—Debe evitarse solucionar los problemas que surjan en la pareja a través del sexo, pues solo sería un parche. Escondería el verdadero origen del conflicto,  y no se solucionaría, de la misma forma que también debería evitarse el castigar con las relaciones sexuales.

—No imponer nada al otro, no coaccionar,pedir y dar primero aquello que queremos recibir y sobretodo respetar que la otra persona tenga gustos y hasta un ritmo diferente. De aquí que:

—Partir de unas expectativas y de un nivel de exigencia realista evitará frustraciones. El sexo en una pareja pasa por diferentes etapas y no tendrá siempre la misma intensidad. Podrá verse afectado por diferentes circunstancias como nacimiento de los hijos, enfermedades, etapas de estrés, problemas cotidianos… Así que la flexibilidad, la buena comunicación y la adaptación serán nuestros aliados.

— No hagas nada para satisfacer a la pareja si con ello sientes que te quedas vacío o  lo pasas mal.

—Compartir y hablar  con otras personas nuestras dudas, inquietudes, creencias sobre sexualidad…, nos daremos cuenta que no es un tema tabú y que otras personas piensan como nosotros. Es recomendable resolver dudas, y sobretodo resolver problemas si los hay porque si no se hace, el problema crece y se complica. Muchas veces simplemente por hablar y compartir se resuelven dudas, creencias, inquietudes que uno tiene.

 

Estamos en Septiembre….así que espero que con este fresquito que empieza a hacer aprovechemos para meternos “debajo de las sábanas” y pongamos en marcha estas pautas

 

Y ya sabéis, !Salud y sexo¡

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10

09 2015